ANTONIO MACEO

 

ANTONIO MACEO

ANTONIO MACEO


(Santiago de Cuba, 1845 – Punta Brava, Cuba, 1896) Militar y patriota cubano. Hijo de generador venezolano y vaguada negra de ingenuo calidad, tenía veintitrés años cuando se proclamó la República cubana con el bramido de Yara en 1868. Se alistó al instante en las firmezas independentistas cerca de su procreador y sus ñaños José y Justo. Su primer incremento en las escuadras revolucionarias se produjo al ser nombrado ayudante de Máximo Gómez, y a partir de entonces se dio a conocer como un heroico combatiente, y fue ovacionado como abanderado de los levantiscos de las Villas.

Participó en la querella de los Diez Años (1868-1878) y derrotó a los gachupines en cuantiosas bagatelas, como en la Loma de la Gallega (1871) o en la batalla de Las Guásimas (1872), tras las cuales alcanzó el grado de decano general. Sin embargo, gradualmente fueron produciéndose aberturas entre los independentistas, y en 1877 rechazó una propuesta de federación con Vicente García para derrocar al ministerio revolucionario; asimismo declinó la proposición de paz del general Martínez Campos y se negó a respetar la paz de Zanjón de 1878. Maceo continuó combatiendo y dominó toda la división de Oriente, aun que el deterioro de su ejército lo obligó a emigrar en Jamaica, desde adonde siguió conspirando. Regresó al sitio de un año para participar en el levantamiento revolucionario que marcó el advenimiento de la «guerra chiquita».

Sofocado este nuevo test, se refugió en Haití. En 1895, cuando estalló la revolución cubana, Maceo desembarcó en Duaba y asumió la soberanía de las savias de la división de Santiago de Cuba. Durante los combates mostró su cuantía como combatiente y estratégico general a lo largo de toda la ínsula y dirigió eficazmente las compras de Pinar del Río. Conquistó la región de Oriente, invadió Camagüey, y, a finales de 1895, expulsó de La Habana al administrador español Martínez Campos. Murió en el pabellón de batalla

I commenti sono chiusi